UN DÍA EN BRAGA | La ciudad más religiosa de Portugal

VISTAS DESDE O SANTUARIO BOM JESÚS DO MONTE

VISTAS DESDE O SANTUARIO BOM JESÚS DO MONTE

Visitar Braga es hacer un viaje en el tiempo dentro de la modernidad. Ciudad antigua y de religiosidad tradicional siempre imponente en su riqueza y majestuosidad. Vive a la par del espíritu empresarial y espíritu joven en sectores tan vitales como la cultura, el comercio, la gastronomía, la industria y los servicios. Con más de 180.000 habitantes, Braga es una de las ciudades económicamente más dinámicas y pobladas de Portugal.

IMG_8802.JPG

SÉ CATEDRAL

Portones Principales

De camino a Braga pasamos por el pueblo más próximo a España, Valença do Minho. Justo entre los edificios de la entrada se encuentra la tradicional Pastelaria e pao quente Lua do Mel de Valença. En este lugar hacemos parada obligatoria para tomar un rico café con unas Natas (Tradicionales Pastéis de Belém) y de paso nos llevamos una cajita con unas ‘servilletas’. Son como una especie de sándwiches elaborados con una masa muy parecida a la genovesa, rellenos de una suave y deliciosa crema que nada más verlos se te hace la boca agua.

PASTÉIS DE NATA

PASTÉIS DE NATA

Entramos en la ciudad de Braga y aparcamos en coche cerca de la Bakery and Confectionery Maximinense, allí encontraras desde dulces, pastas, pizzas y cualquier cosa para tomar y llevar, todo riquísimo. Caminado llegas hasta el caso antiguo de Braga, el Arco da Porta Nova te indica que tienes por delante el centro de Braga por descubrir. Subiendo nos encontramos con la Majestuosa Catedral de Braga, una iglesia que data del siglo XI. Nada más entrar podemos ver gárgolas, estatuas, torres y portales decorados con relieves, puedes ver hasta las tumbas de personajes de la realeza. Sus campanarios barrocos llamarán tu atención, así como las torres en forma de corona. El interior de la catedral presume, además, de unas paredes cargadas de una hermosa ornamentación geométrica. Hay que respetar el silencio, ya que se realizan misas continuados para los adeptos.

Una vez que llegas a la plaza del ayuntamiento ahí tienes dos lugares para tomar un tentempié: Café Viena y Café A Brasileira. Yo escogí la segunda opción porque a priori me pareció más atractiva. Tomé un Café com Leite mientras disfrutaba del mercado de antiguades que tienes al lado y algún que otro músico tocando la guitarra.

En Portugal se acostumbra a almozar y/o comer muy temprano,al contrario que en España, y teniendo en cuenta que hay que contar con una hora nates, con más tiempo tenemos que contar con ello.

Yo anoté en mi ruta al menos estos lugares para ir a comer: Tasquinha Dom Ferreira, Taberna Velhos Tempos, Restaurante Inácio y Adega Malhoa.

En esta ocasión (y muy a mi pesar) no tuve la oportunidad de probar los tres primeros, pero si estuve dentro y puede observar la imagen de los platos y lo contentos que comían los comensales. El motivo fue porque Justo llegamos a las 12h y todo estaba cubierto de personas ya comiendo y las otras mesas con reservas, es por ello que recomeindo reservar antes de ir a cualquiera de estos lugares. Nos quedaba probar con Adega Malhoa y aquí si que había mesa.

Dulces elaborados con una masa muy parecida a la genovesa, rellenos de una suave y deliciosa crema

Tradicionales Pastéis de Belém

No es un mal lugar para comer pero quizá su precio es algo abusivo y date cuenta que la carta es cantada con lo que no puedes saber a ciencia cierta los precios de los platos (A no ser que le preguntes al camarero).

Tampoco te canta todos los platos, ya que puedes observar en otras mesas como degustan otros platos.

Para empezar uno de los platos recomendados del día era un guiso de tripas de ternera con alubias acompañados con un poco de arroz, ( La cantidad escasa para su precio, casi 9€ ), aunque todo era 100% Casero, y su sabor muy bueno.

IMG_9029.JPG

BACALAO A LA PORTUGUESA

(Precio Medio x 2 pax: más de 20€)

De segundo un Bacalhau a la Portuguesa , servido en una fuente cubierto de patatas fritas y el lomo envuelto con una especie de fritura, cabe destacar que el lomo de bacalao era una porción, osea para una persona, y que mayormente son patatas, con lo cual estás pagando más de 20€ por este plato para dos resultando finalmente para un comensal. Su sabor bueno pero demasiado pasado para mi gusto.

La botella de Vinho Verde de la casa cuesta casi 9€, en lo personal un precio muy excesivo teniendo en cuenta que justo en las tiendas de la zona puedes encontrar buenos Vinhos Verdes por menos de 2€. Su sabor es bueno y te lo sirve bien fresquito.

Los postres, teniendo en cuenta la experiencia anteriormente citada en Lua do Mel de Valença, dejan mucho que desear, nada que ver con los ricos dulces que puedes tomar probar en cualquier cafetería de Braga.

Con lo cual en lo personal en Adega Malhoa todo son ganancias para ellos. El lugar se ve tradicional de apariencia enxebre, decorado de presentes de todo tipo. El café con unos Pasteles de Belém lo tomamos en en caso viejo, en una terracita. Hay muchos lugares que lo sirven rico mientras disfrutas de la arquitectura de la zona amenizado con espectáculos de música tradicional por las calles.

MÚSICOS EN LA CALLE CERCA DE LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO

MÚSICOS EN LA CALLE CERCA DE LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO

CAFETERÍA A BRASILEIRA

CAFETERÍA A BRASILEIRA

Santuario Bom Jesús y sus significado.

Los peregrinos, al subir las escaleras, encontraban un programa teológico que contrastaba los sentidos del mundo material con las virtudes del espíritu, y al mismo tiempo experimentaban las escenas de la Pasión de Cristo. La culminación de aquel esfuerzo era el templo de Dios, o sea, la iglesia situada en la cima de la colina. La presencia de varias fuentes a lo largo de las escaleras dan idea de la purificación del creyente.

Toca coger el coche y desplazarnos hacia el Santuario Portugués Bom Jesus do Monte. El Santuario es un ejemplo notable de lugar de peregrinaje. Su característica más prominente son las escaleras monumentales de estilo barroco que me rechiflan y que alcanzan un desnivel de 116 metros. Subirlo y bajarlo es una experiencia impresionante que merece la pena vivir.

VISTA DESDE ARRIBA DE LAS ESCALERAS

VISTA DESDE ARRIBA DE LAS ESCALERAS

VISTAS DESDE ABAJO DE LAS ESCALERAS

VISTAS DESDE ABAJO DE LAS ESCALERAS

Cuando llegas abajo puedes contemplar toda la ciudad de Braga a tus pies. Si tienes la suerte de visitarlo justo cuando se pone el sol podrás llevarte a casa de recuerdo unas espectaculares fotografías. Realmente impresionante.

IMG_8700 2.JPG

BOLINHOS DE BACALHAU

CASA PIMIENTA

Restaurante Casa Pimienta

Son sobre las 17h y ya ha oscurecido en Braga. Los restaurantes se preparan para ofrecer a sus comensales sus más sabrosos platillos. En mi caso decidí visitar el Restaurante Casa Pimienta en busca de unos deliciosos Bolinhos de Bacalhau en esta ocasión para llevar.

Braga no es muy grande pero de seguro acabas agotado y con ganas de llegar a casa y recuperar fuerzas para que al día siguiente puedas disfrutar de un desayuno con las deliciosas ‘servilletas que nos llevamos de la Pastelaria Lua do Mel y ya luego en la comida disfrutar de los jugosos bolinhos del restaurante Casa Pimienta.

Mirador. Santuario Bom Jesús

Escaleras Zigzaguenates. Santuario Bom Jesús









The Foodie Searcher