FOODIE HUERTA | Mi Huerta Gallega

Una de mis pasiones es la jardinería, puedo pasar horas tirada en medio de la tierra, con la hazadilla, tijeras y cacas diversas* sin preocuparme de ensuciarme las manos y hasta incluso el cuerpo entero. Para cuando ya me he dado cuenta ha oscurecido y tengo que meterme entera en la ducha.

Donde vivo ahora he tardado dos años en tener el jardín que quería, con paciencia y pasión lo he logrado, aún así siento que cada día se puede mejorar, porque un jardín es vida y se mueve, siente y a veces tienes que acomodar o cambiar las plantas de sitio.

La cuestión y sin extenderme demasiado, siempre dejo un espacio para una 'Pequeña Huerta' donde planto sobretodo verduras y hortalizas, además de tomates. No os podéis imaginar la satisfacción que produce tener tu propia huerta, más que cualquier cosa.

Y, la satisfacción se hace mayor cuando la coges y te la comes sin lavarla, así ¡A pelo! Sin preocuparte, porque sabes que lo único que lleva es agua y abono orgánico, en mi caso; 'caca de gallina'. Sin duda alguna es algo que tienes que probar porque aunque vivas en un piso, seguro que algún huequito tienes para poder hacer crecer tus frutos. #HuertaEcológica


*Abonos Orgánicos

F057EE7F-5285-4403-9635-317336489A70.jpg
87DCAF3E-772B-4611-9A01-57A16D7724A9.jpg
The Foodie Searcher