CÓMO SEMBRAR | Calabazas de Verano en tu Huerta

La calabaza pertenecen al género Cucurbita, un género limitado al Nuevo Mundo. En su forma salvaje, estaban trepando o trepando plantas con frutas del tamaño de una pelota de béisbol. Recientes descubrimientos muestran que, hasta hace unos 14,000 años, estas frutas eran consumidas por la megafauna en las Américas: gigantes, perezosos terrestres gigantes, copas (una familia extinta de animales similares a los elefantes), etc., porque encuentra sus semillas en el excremento fosilizado de estos animales. Al comer las frutas sin digerir las semillas, la megafauna aseguró la distribución de las semillas y la supervivencia de las diferentes especies.

Los frutos de la calabaza silvestre tenían una corteza muy dura y eran muy ricos en cucurbitacinas, compuestos muy amargos, incluso tóxicos si se los ingería en cantidad, lo que habría desalentado a los animales más pequeños para que los comieran y así distribuir las semillas. Además, incluso hoy en día, la calabaza silvestre madura puede matar ovejas que se atreven a comerlas. Curiosamente, los elefantes modernos parecen indiferentes a la amargura y la toxicidad de las cucurbitáceas y las consumen y digieren sin dificultad. Es de suponer que este también fue el caso de la megafauna de la época.

Hay otra versión que dice, que la calabaza es originaria de Asia Meridional donde los egipcios y los hebreos la cultivaban. 

IMG_2370.JPG

Calabazas Trepadoras

A la hora de componer un jardín podemos optar por diferentes estructuras. Una de ellas son los arcos de jardín o las pérgolas y bajo estos podemos colocar nuestras plantas de calabazas para que suban con fuerza.

 
IMG_2216.jpg

Más entrado el verano, cuando los frutos estén formados y tengan el tamaño de un melón Cantaloupe, cortar el extremo del ramo que los lleva, encima de la segunda hoja a partir del fruto. Si hay varios frutos, conservar únicamente el más cercano a la base del ramo. Limitar el número de calabazas a 1-5 frutos por planta.

Limpieza de flores: Las flores de la calabaza se desprenden una vez completada su función, cayendo sobre el suelo o sobre otros órganos de la planta, pudriéndose con facilidad. Esto puede suponer una fuente de inóculo de enfermedades, por lo que deberán eliminarse cuanto antes.

Insolación: Es una planta muy exigente en luminosidad, por lo que una mayor insolación repercutirá directamente en un aumento de la cosecha.
Marco de plantación: 1-2 m (líneas) x 0,5-1 m (entre plantas)
pH: 5-7


Riego: La gran masa foliar de la planta y el elevado contenido en agua del fruto (alrededor de 95%), indican que se trata de un cultivo exigente en agua, por lo que el rendimiento dependerá en gran medida de la disponibilidad de agua en el terreno.

CALABAZAFOTO.jpg

SIEMBRA Y CUIDADOS

Suele realizarse la siembra directa en el suelo (en abril en zonas de clima suave o en mayo en zonas más frías), a razón de 2-3 semillas por golpe, que se siembran juntas cubriéndolas con una mezcla de estiércol y mantillo. Es importante conservar la humedad hasta la aparición de las primeras hojas.
El periodo de germinación en tierra es de 8-10 días. Debemos seleccionar las plantas más vigorosas para su trasplante o para su manutención en el sitio y arrancar las más débiles.

Acolchado: En junio, cuando el sol sea lo suficientemente caliente, disponer de una espesa capa de paja, hojas,… para mantener la tierra húmeda durante más tiempo después de los riegos, evitar las invasiones de malas hierbas al iniciar el cultivo y evitar que las calabazas contacten con la tierra húmeda.
Poda: Cuando la calabaza tenga de 3 a 5 hojas (en junio), cortar el extremo del tallo encima de la segunda hoja a partir de la basa. Con esta poda se acelera la producción de flores femeninas, que son las que darán frutos.

IMG_2259.jpg

RECOMENDACIONES

- Ubica tus calabazas en una zona con buena exposición solar.

Al humedecer el terreno antes de sembrar calabazas, se reduce el riesgo de expulsar las semillas como consecuencia de la fuerza del agua.

La frecuencia de riego dependerá de las condiciones particulares, sin embargo, debes mantener la tierra siempre húmeda, evitando encharcamientos.

En julio, cuando las jóvenes calabazas tengan 2 ramificaciones de 8 a 10 hojas cada una, cortar el extremo de cada una de ellas encima de la quinta o sexta hoja a partir de su base.

En octubre, antes de las primeras heladas, cuando la piel de las calabazas adquiere un tono apagado y las hojas se amarillean y se secan, cortar los pedúnculos dejando la mayor longitud posible, con un cuchillo desinfectado con alcohol de quemar.

Colocar las calabazas delicadamente en un lugar seco y cálido, por ejemplo sobre un muro al sol. Manipularlas cuidadosamente, ya que el más mínimo golpe las dañaría e impediría su conservación.

Almacenarlas sin amontonarlas en un lugar seco y aireado, entre 10 y 16 ºC . Si es posible, dejar que circule aire por encima de ellas, sobreelevándolas sobre listones de madera.

Una vez abierta la calabaza se conserva en la bandeja de verduras del refrigerador.

IMG_2369.JPG

DESPUÉS DE LA COSECHA

Después de la cosecha, arrancar los restos de vegetación de las calabazas y tirarlos. No incorporarlos al compost porque a finales de la estación vegetativa, son portadores de enfermedades (oidio).

BENEFICIOS DE LAS CALABAZAS

Contiene un 90% de agua, lo que la hace altamente diurética y favorece los riñones y la regulación de la tensión arterial.

Ayuda a mejorar el sistema inmune, gracias a su aporte de vitamina A y C. Además, el aceite de calabaza también ayuda en infecciones provocadas por hongos o bacterias.Las semillas de calabaza ayudan a combatir a parásitos del estómago, como la tenia y las lombrices.

Contiene tripofano, un poderoso antidepresivo que ayuda a regular la serotonina y niacina, y también ayuda a combatir el insomnio.

Tiene un alto contenido en fibra y protege la mucosa del estómago.

The Foodie Searcher